Búscame en las calles, en sonrisas, búscame en tus prisas, en las aceras que pisas sin fijarte, búscame en rincones puedo estar en cualquier parte, búscame en tu corazón siempre que te falte.

BIENVENIDA A LA ERA DE LA PERDIDA DE LA INOCENCIA...

Seguidores

miércoles, 11 de agosto de 2010

-Brenda.
Una sola palabra, y miles de sentimientos inmersos en ella. No quise levantar la cabeza, y aunque quisiera me faltaban las fuerzas. Noté que se ponía de rodillas delante de mí y me alzaba la cabeza, y a través de mi velo de lágrimas le vi la cara, consumida por la pena.
-No quiero hacerte daño. Bran, sabes que te quiero. Sabes que no me arrepiento de nada de lo que he hecho contigo. Sabes que te amo, joder, por encima de todo y de todos, y eso es suficiente.
Hice un esfuerzo por tragarme mis lágrimas, y en ese mismo instante, en ese mismo momento, delante de él, a un centímetro de su cara, en la entrada de mi casa, solos, el y yo, supe que no hacían falta palabras.
Le atraje hacia mí, separé ese centímetro que nos separaba, y le di un beso en los labios, un beso suave, corto, y me volví a separar de él, tentándole a venir a buscar el resto. Me miró primero con sorpresa, y después me volvió a besar en los labios, lenta, intensamente.
Abrí mis piernas para que me pudiera abrazar con más fuerza, no quería ni un milímetro de separación entre nosotros. Nuestros labios se acompasaban a la perfección, y nuestras respiraciones se entrecortaban cada vez más.
Deslizó una de sus manos por debajo de mi camisa y pegó su boca a mi oído:
-Acuéstate.
Un susurro, no era una orden, más bien una petición, algo que los dos queríamos y que sólo él se atrevía a plasmar en palabras.
Me deshice de sus manos con suavidad y me recosté en el suelo, sin dejar de mirarle a los ojos, mientras él se quitaba la camisa y se acostaba encima de mí, comenzando a besarme otra vez.
Jadeé cuando abrí mi boca y el deslizó su lengua en ella, mientras me subía la camisa y me acariciaba el cuello. ¿Cómo se podía hacer tantas cosas al mismo tiempo?
Le rodeé la cintura con la pierna y le atraje más hacia mí, mientras comenzaba a besarle el cuello. Si esto seguía así, sabía a la perfección qué pasaría, yo era muy propensa a perder el control en estas situaciones.
-Bran, eh, Brenda. – Susurraba mi nombre en mi oído, en un tono bajo y ronco, intentando atraer mi atención a la misma vez que él intentaba mantener el control.
-Ahora no, cariño. No puedo hacerlo ahora.
Le miré a los ojos, confundida.
-¿Por qué?
Pestañeé muy rápido para zafarme de ese momento, ese único momento.
-Porque te quiero tanto, que quiero que sea especial. Quiero que no lo olvides, y ya sabes, esto es solo un calentón.- Sonrió dándome otro beso en los labios e incorporándose para ponerse la camisa.



Alguien dijo una vez: ''Son las chicas buenas las que guardan diarios. Las chicas malas nunca tienen tiempo. ¿Yo? Sólo quiero vivir una vida que vaya a recordar, incluso sin escribirla.

15 comentarios:

  1. Yo también descubrí en este instante tu blog...
    y también tienes otra seguidora! :)

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho tu blog también :)

    Y si, es cierto, hay momentos que deben ser perfectos y memorables, porque lo valen.


    Te sigo ^^

    ResponderEliminar
  3. ola neenaa me encannto tu entradaaa :) laaa ultima frasee esta geniaL te invito a mi bloggg un gsuto chao

    ResponderEliminar
  4. me gusto mucho tu entrada, intensa y sugerente.

    yo también te sigo vale.

    ResponderEliminar
  5. Hola, me ha encantado tu blog, asi que me suscribo
    inmediatamente, espero puedas pasar por el mio nos estamos leyendo

    Besitos Fay.

    ResponderEliminar
  6. o_O francamente doy gracias de que hayas encontrado mi blog y firmado porque creo que no me habria sentado muy bien perderme esta maravilla xDDD
    Te sigo ^^
    Un beso! =)

    ResponderEliminar
  7. Pues que calientacoños el chaval... (no se si esa palabra existe pero bueno yo me la invento XD).
    A ver si a la proxima, cae.
    Suerte con todo!

    ResponderEliminar
  8. Historia de una parte de la vida, amor y adolescencia...en la cual todo es operable y los sueños e ilusiones, son algo más que posibles futuros...Abrazos de unión en estos centímetros que nos separan…

    ResponderEliminar
  9. En parte, el respeto tan buscado y difícil de conseguir hoy en día. También te sigo !

    ResponderEliminar
  10. Eso es lo agradable de un dulce instante.. quedan en la mente y pueden ser descritas con intensidad. Te sigo a partir de hoy.. pasate por el mio..

    ResponderEliminar
  11. DIOS MIOOOOOOO. es la primera vez que entro en tu blog y me encuentro con fotos de brooke y lucas mis idolos, amo one tree hill, la ultima frase tambien es de ellos no? dios mio es genial enserio, me encanto tu blog!
    unbesazo :)

    ResponderEliminar
  12. me encanto tu entrada...muy fuerte y sentimental me trasmite tantas cosas cada una lo interpreta a su manera a sus experiencias vividas pero a todas nos llego de la misma forma...espero q no sea tanto el dolor y q suceda lo q tenga q succeder y lo mejor para vos.

    bs0ss..XOXO♥

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado la entrada :)
    Y las fotos de brooke y lucas <3

    un besoo♥

    ResponderEliminar
  14. La frase final me mata chica!
    Me ha gustado mucho :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Joder, que genial y el final... FINALAZO.
    y me encanta esa foto además ^^
    besotes

    ResponderEliminar